La esfinge de los hielos


Por Abraham. 15 de agosto de 2019 Complétalo

Otras obras de Jules Verne

Tienes que registrarte para añadir el libro


Seguramente nadie creerá este relato, que titulo La esfinge de los hielos. Es igual. A mi entender, conviene que vea la luz pública. Allá cada cual con el crédito que le merezca.
Sinopsis:
Esta obra surgió de la fascinación que sobre Verne ejerció siempre La narración de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe, y su misterioso final inacabado. Veinte años antes había escrito: «¿Quién la continuará algún día? Alguien más audaz que yo y más resuelto a avanzar en el dominio de las cosas imposibles». Al fin se decidió él mismo. Para ello ideó al capitán Len Guy, hermano del capitán Guy del relato de Poe, que emprende un viaje al polo tras las huellas de la desaparecida goleta de su hermano. Y, en una sucesión de aventuras por un fantástico mar antártico, llegan a una tierra desconocida, donde descubren el helado secreto de la esfinge.

Comentarios:

Este es un año con resonancias de la Antártida por diferentes motivos: la serie The Terror, que cuenta las penurias de la expedición de los barcos de la Royal Navy HMS Erebus y HMS Terror en busca del paso del Noroeste (en este caso en el Ártico) y que me ha gustado especialmente; el descubrimiento (para mi) de la Sinfonía Antártica de Vaughan Williams, que hasta este año no he conocido, y por supuesto la relectura el año pasado de la Narración de Arthur Gordon Pym. Esta novela de Verne es un homenaje a Poe, a cuya memoria dedica la obra. Verne continúa la narración de Poe con la búsqueda por parte del capitán William Guy de su hermano Len, que en la novela de Poe era el capitán de la goleta Jane, que naufraga en la isla de Tsalal. La novela de Verne en mi opinión no es de las mejores que he leído. Es demasiado larga para sostener una trama muy escasa, además de que algunas escenas que son esenciales para justificar la historia sean del todo inverosímiles (el hallazgo de Patterson y de la canoa al final de la novela). Verne nos ilustra, eso sí, con todo un despliege de vocabulario marinero y de navegación a vela. Cerraré este ciclo antártico el año que viene (hay que dejar cosas que apetezcan para más adelante, para saborerarlas adecuadamente cuando llegue el momento) con la relectura de 'Las montañas de la locura' de mi querido Lovecraft.
Jules Verne

Mejora su perfil

Accede a todo su perfil